Marito

Marito me había pedido plata, había usado mi teléfono fijo cada vez que se quedaba sin crédito y me había robado varias horas de mi vida contándome sobre su expertise en fotografía y filmación de partidos de fútbol infantiles; o sobre el amor de su vida, que se casó con otro mientras el estaba en la colimba.